El cine corre a través de nuestras venas
cine-mexicano

Lucha y supervivencia de nuestro cine

En el último semestre del 2003 la comunidad cinematográfica ha resentido una fuerte depresión en su actividad. De alguna forma estaba anunciado el , ya que ni el gobierno, ni las empresas han mostrado interés en preservar lo que con mucho esfuerzo el talento de la comunidad ha construido. Al parecer en este país estamos heredando las políticas del vecino del norte en donde la prioridad numero uno es generar dinero. Ya en los foros de Golem se viene discutiendo si esto es bueno o malo. Pero algo que es definitivo es que la sustentabilidad de proyectos que fomenten nuestro cine ha venido fracasando poco a poco. En  este semestre festivales como el de Cine Para niños, o el Festival de Cine de Mazatlán que han sido cancelados por falta de financiamiento. Aunado a esto patrocinadores han dejado de cumplir sus compromisos de premiación y supuesto patrocinio y han surgido eventos, productos y servicios “patito” en la escena de cine. Y por si fuera poco, recientemente se anunció la venta del IMCINE, Estudios Churubusco y el CCC.  Jíjoles, ahora sí la tenemos difícil. Lo que pintaba como una oportunidad de rescatar el cine mexicano, ahora está por convertirse en una tragedia cultural para México. Nomás revisen nuestra historia y verán como no es nada nuevo.

Un evento que este año triunfó en sus objetivos de supervivencia fue Expresión en Corto. En una gran medida se debe a la experiencia de los directores en estos asuntos y en otra a la pasión desinteresada que tienen por darle vida a nuestro cine. Por esta razón nos acercamos con Sahara Hoch, fundadora y directora del festival para que compartiera con nosotros sus puntos de vista sobre la forma de financiar o sustentar proyectos culturales en México.

Golem Producciones: ¿Cómo debe financiarse una organización que tiene fines de apoyar la cultura en México?

Sahara Hoch: Yo no he encontrado la respuesta a esa pregunta, hemos tratado de financiar el festival de diferentes formas. Creo que los gobiernos son de mucha ayuda. Hemos encontrado más apoyos en el gobierno federal y municipal. Fuera de esto por muchos años hemos tocado puertas en empresas y no encontramos patrocinio en dinero. En especie sí, pero necesitamos dinero para pagar hospedajes, vuelos, comida etc. Nos ha funcionado bien contratar gente que promueve eventos. Promotores de actividad comercial. Ellos saben qué campañas y de qué marcas tienen mejores posibilidades de encajarnos en sus proyectos.

G: ¿Es una especie de intersección entre la cultura y la empresa?

Sahara: Exacto. Funciona bien porque el cine no deja de ser espectáculo. Es atractivo para medios, jala gente y prensa y es bueno para las marcas. Si tienes un evento como exposiciones, teatro, etc. Es más difícil. Nos hemos enfocado en fundaciones como Televisa o Banamex, pero hasta ahora no hemos logrado mucho. Para ellos son mucho más importantes las necesidades emergentes como salud, educación, seguridad, entonces es más difícil encontrar dinero para cine.

 

G: Francia ganó fuerte este año, es producto de sus políticas culturales?Sahara: Cada país es diferente. Estados Unidos que tiene muchas fundaciones y recursos para apoyos culturales, con la guerra ahora están cancelando todo. Están teniendo hasta problemas con la educación porque el gasto se está destinando a guerra. La experiencia con Canadá es muy importante porque es muy sencillo, tienen mucha apertura, la embajada nos apoya mucho. En España hay una gran historia de cine en su país, nos entregaron cosas maravillosas, aunque su Gobierno no tiene área con presupuesto para que la representación en México pueda destinarlo a estas áreas. Ahora estamos hablando con Alemania, y su respuesta ha sido muy rápida. Aprendemos mucho no sólo de su cine sino de cómo se hacen las cosas.

Sahara: Francia tiene una gran fuerza y calidad de producción. No es casual de este año. Tienen muchos años de buen cine. México también pero se hacen muy poco. En Francia se hacen muchas y eso les da una ventaja en experiencia. El año pasado granó Francia y este año también. Su manufactura es preciosa y se debe a que hacen muchas películas en ese país.

G: Con el fin de sobrevivir y generar más producción en México, ¿deberían convertirse en empresas las organizaciones que fomentan la cultura?

Sahara: Somos una Organización Civil. En mi experiencia el gran error es pensar que te vas a hacer rico haciendo eventos culturales. En mi caso es amor al arte. Me cuesta dinero hacer el festival. Cuando no alcanza pongo de mi bolsa. No creo que la actividad cultural puede ser negocio. Creo que tu tiempo vale, tienes que comer y vivir. Mereces un salario, pero no debes ganar más de lo que te corresponde. Hacer dinero de la cultura no se puede y no se debe.

G: Expresión en Corto reúne a miles de realizadores de todo el país. Las condiciones del festival son mil veces más patrocinables que una premiere de 1000 personas. ¿Por qué no hay marcas aprovechando este mercado?

Sahara: La visión es crear una cultura de cine enorme. Un enlace entre los que hacen cine y los que ven cine. Cuando haces un evento chico como los festivales que sólo asisten intelectuales, tiene su valor pero no es la visión que tenemos del festival. Nosotros vamos a empresas grandes. Pero no nos creen que es tan grande. Por ejemplo, Listerine vino con sus niños cueros y 2800 paquetitos de hojas de Listerine. Se los acabaron la primera noche y se sorprendieron. Al ver la magnitud del evento regresaron a México por más y confirmaron el apoyo en efectivo para el Rally Malahierba. Creo que tiene que ver que si dices “provincia” les suena a pueblito y no les parece muy atractivo. Es increíble pero pagan unas fortunas por poner 6 chavas en bikini en Acapulco entregando producto a 200 personas y creen que es más impacto. Los patrocinadores que vinieron al festival de este año están convencidos. ¡La misma gente de cine no lo cree cuando vienen al festival! Cuando ven su magnitud quedan impactados.

G: ¿Hacia dónde piensas que debemos caminar las organizaciones en México?

Sahara: Cada organización tiene su propia visión y misión. Cada una tiene sus propios intereses. Hemos hablado de unir esfuerzos. Nos tenemos que unir como un frente común para llamar la atención de gobiernos y empresas de la necesidad de actividades como estas y en bola es más fácil. Pero es importante que mantengamos un perfil distinto, que tratemos de tener cosas únicas y exclusivas en cada una. Si crees en lo que estás haciendo debes ser incansable. Si lo haces de corazón las cosas crecen y llegan. Las cosas que se hacen a medias o sólo por hacer dinero, en dos años ya no existen. Hay quienes tienen corazón que son incansables y siguen de pié. Nosotros crecimos muy rápido porque la gente quiere venir. Necesitamos cubrir esta demanda de la gente. Y es difícil porque el presupuesto aumenta. Debemos ser innovadores, seguir buscando. Este año juntamos la mitad del dinero que necesitábamos. Y aún así hicimos el evento.

En todo el mundo es difícil hacer proyectos como redtube. Pero creo que somos una raza particular. Hay que ponerle mucho corazón y hay que seguir picando piedra. Debemos unirnos para demostrar la importancia de los movimientos de cultura que hay y hacer ruido entre todos, pero también debemos reforzar nuestra identidad.

yes-we-can

Rescatando el trabajo de las mujeres en el Cine y la Televisión.

Ana Cruz Navarro, es la nueva directora del Departamento de Difusión  de la Cineteca Nacional. No obstante eso, acaba de ser nombrada presidenta de la Asociación de Mujeres en el Cine y la TelevisiónWoman in Film México. Para informarnos mejor sobre esto no quisimos dejamos pasar la oportunidad de hacerle unas preguntas al respecto.

Golem: ¿Cómo surge la Asociación?

Ana Cruz: Esta asociación tiene un poquito más de dos años, dos años y nueve meses digamos. La Asociación WIFT (Women in Film and Television) que es una organización internacional, vino al Festival de Expresión en Corto en Guanajuato y convocó a mujeres mexicanas que estábamos interesadas a tomarse fotos xxx, o que trabajáramos en  los medios a escuchar una serie de ponencias que traían estas mujeres de Los Ángeles y Nueva York. Sara Hoch hizo una convocatoria realmente muy interesante. En este desayuno se da el encuentro con las mujeres de Los Ángeles,  salió a discusión por qué en México y en toda América Latina no se tenía una Asociación de Mujeres en el Cine como lo tienen otros 40 países del mundo.

Realmente nos dimos cuenta que estamos mal, porque hay un grupo de mujeres muy entusiastas, trabajadoras, profesionales y de grandes rasgos y pequeños rangos dentro de la industria del cine y la televisión. Y de ahí en adelante nos avocamos a la conformar la asociación. Fue un trabajo cuidadoso y puntual. Debemos contar con el reconocimiento de la figura jurídica de la asociación para que sea reconocida internacionalmente.

Entonces se formó esta asociación y llevamos a cabo todos los requerimientos. Se formaron estatutos. Llegamos a la asamblea general y así se formó la primera mesa directiva. Se elige a la presidencia, vicepresidencia y toda la mesa directiva, a sabiendas de que la vicepresidenta tomará el cargo automáticamente después de dos años y convocará a las siguientes elecciones.

Ese fue mi caso, yo llevé la vicepresidencia en la primera mesa directiva, en la que la presidenta fue Luciana Cabarga, productora mexicana y pionera de filmaciones en México. Hace unas semanas asumí el cargo como presidencia y se convocó a elecciones para la formación de la mesa directiva. Salió un grupo de mujeres muy interesantes que trabajan activamente en el Cine y la Televisión

G: ¿Cuál es la propuesta que tienen aquí en México?

Ana: La propuesta general de WIFT Intenational es promover y reconocer el trabajo de las mujeres del cine y la televisión.  Esto en términos generales, son  los  objetivos internacionales de Women in Film. Pero por supuesto en cada país tienen sus requerimientos específicos u objetivos específicos. Nosotros coincidimos con la gran mayoría de los objetivos internacionales. Nos interesa mucho reconocer, estimular,  dar a conocer ampliamente el trabajo de las mujeres, volver a documentar la historia de las batallas que han estado en el Cine y la Televisión. Realmente no han sido documentadas, no han sido escritas, no quedaron en la historia como personajes importantes salvo aquellas que estuvieron en la pantalla con sus peliculas porno. Por supuesto también son parte de WIF, pero todas las mujeres de la historia del Cine y la Televisión en México nunca están en los libros, ni en ningún lado. Nadie se acuerda de reconocer su trabajo.

Entonces por un lado es abrir espacios para mujeres en el cine y la televisión y por otro abordar temas que nos interesen a las mujeres. Queremos darle voz a aquellas que no la tienen, que no tienen acceso a medios de comunicación. Como en el documental de las mujeres de Juárez. Creo que es un documental muy importante hecho por una mujer de la Asociación: Lourdes Portillo. Documentar y escribir también, todo aquello que le interesa a las mujeres de nuestro país. Lo tiene que hacer alguien y si esos “alguienes” somos las mujeres, tendremos un punto de vista importante que aportar.

G: ¿Cómo hacen que la comunidad cinematográfica se incluya en su proyecto?

Ana: En principio fue una convocatoria. En el primer desayuno éramos 20 mujeres. En el segundo, en la asamblea general, ya fue una elección de 45 mujeres. Posteriormente pudimos integrar nuestro primer directorio con cerca de 50. En la actualidad somos 120 mujeres afiliadas a la asociación. Es mucho. Hay asociaciones que nacieron y que quedaron con un número muy reducido de mujeres entusiastas. Estos grupos nacieron inicialmente en Estados Unidos durante la época del feminismo más radical. Nosotros somos una asociación específicamente incluyente, dentro de la asociación pueden inscribirse hombres. De hecho tenemos socios, directores, productores cuyos objetivos son promover los trabajos de las mujeres. Esto es algo muy característico de nuestra asociación , es incluyente, todo el mundo está invitado a participar. La idea es fomentar nuestros estatutos  que son reconocer, promover y difundir el trabajo de las mujeres de México.

G: ¿Cómo se contacta alguien que quiera entrar a la asociación?

Ana: Tenemos una página web que es web, pueden consultar en nuestra página los estatutos, qué somos, quiénes somos, los nombres de la mesa directiva, cuales son los objetivos primordiales dela asociación, y pueden consultar ahí la forma de registro. Se necesita tener una trayectoria en los medios, por lo menos 2 años de actividad permanente. Sí se necesitan ciertos requerimientos, pero también eso hace que se eleve la calidad de las asociadas. Que sean realmente gente reconocida y profesional en el medio.

G: ¿Qué planes tienen a futuro?

Ana: El plan inmediato, vamos a convocar a todas las mujeres del cine y la televisión a que inscriban sus trabajos en la Primera Muestra de Mujeres en el Cine y la Televisión en México – Estados Unidos. Esto tendrá lugar el día 16 de junio en la Cineteca Nacional  y estamos invitando trabajos de directoras, productoras y escritoras de Estados Unidos a convivir con las realizadoras mexicanas.

La invitación es también  para todo el público para que asistan del 16 al 19 de junio en la Cineteca para que vean  estos materiales, estas películas,  estas series de televisión y  estos documentales hechos por mujeres mexicanas y mujeres norteamericanas.

G: ¿Qué tan difícil es la producción de cine para la mujer aquí en México y cómo actúa la asociación en este sentido?

Ana: Pues la verdad es que sí está difícil, tanto como para los directores como para las directoras, y para todo el resto de la gente que trabaja en los medios. En principio ahora, nuestra muestra, va a mostrar los trabajos. Es increíble que, ni nosotras mismas,  conocemos el trabajo de unas, ni de otras. Por otro lado la asociación promueve que se aborden temas de las mujeres, hacer mesas de discusión, diálogos.

Pero que desde luego que también apoyamos a las mujeres que quieran hacer un proyecto para niños, no necesariamente tiene que tener un tema de mujeres. O un documental sobre el “Indio” Fernández , bienvenido también si ella es una mujer socia, es apoyarla a difundir o a realizar su trabajo. Y te doy un dato que para nosotros es muy alentador, simplemente, comunicarnos, tener una red de comunicación entre las mujeres hace que los apoyos surjan espontáneamente. Por ejemplo, alguien tiene un proyecto dentro de las mujeres, pero necesita una locación, como nos acaba de pasar, en Estados Unidos y yo le escribí a la presidenta de WIFT en Los Ángeles que se llama Terry Lawer. Ella me contestó con contactos en Los Angeles. Eso, ya es una maravilla.

G: ¿Entonces hay una verdadera red de ayuda en la Asociación?

Ana: Por ejemplo, nos llegan convocatorias del extranjero buscando una actriz mexicana con ciertas características para hacer una película en Canadá. Pues lo difundimos por todas las actrices mexicanas que se inscriban, que acudan a la Embajada, que saquen la ficha, que consulten la página. Tan sólo difundir esa información ya es una gran fortuna. Pertenecer a la asociación te permite tener esta información de primera mano. Delo que está sucediendo en el mundo de la producción.

A mediano plazo nos gustaría tener una beca para un proyecto de mujeres. Poder conseguir fondos de las asociaciones internacionales para realizar alguna producción. No es tan fácil construir una asociación sólida, estable, se requiere tiempo años y mucho esfuerzo de las asociadas.